Texto: María Portilla
Foto portada: Joel Marcelo Hernández Cerón

Escribo esta carta lejos de la gran Tenochtitlan. Estoy en tierras celtas, de nuevo en Glasgow, la ciudad que me abrió las puertas para ver cómo funcionaba The Big Issue, la revista callejera que me inspiró a iniciar la versión mexicana hace seis años. Fue aquí donde conocí a Delphine, fotógrafa y cofundadora de Mi Valedor. Lo que me trajo de nuevo a este país fue la Convención de Periódicos Callejeros que se hace cada año, donde convergen más de 40 organizaciones de diferentes países de los ámbitos filantrópico y editorial.

Es muy inspirador estar en contacto con gente de todo el mundo que tiene una filosofía similar a la tuya, donde predomina el sentido de equidad. Creo que México necesita más de esta mentalidad, así como pensar en términos de comunidad.

Y, por otro lado, ya que esta es una edición dedicada a la riqueza prehispánica, propongo darle espacio a prácticas ancestrales como el trueque, la medicina tradicional y las propiedades de las plantas curativas, entrar en sintonía con los planetas, hacer rituales al cacao, bailarle a la luna…

 

Recordemos que estamos construidos sobre agua en el ombligo de la luna. ¡Qué poderoso es esto! Y qué afortunados somos de tener maíz.

 

Vivan la tortilla y el xocolatl…