Mamutt Creatividad

“Yo siempre he dicho que no me voy a ir de México por el tema de la violencia, creo que hay muchas cosas que se pueden hacer” – Gonzalo Álvarez.

Gonzalo Álvarez, mejor conocido como GAG, es productor de contenidos audiovisuales y gestor cultural por medio de Mamutt Creatividad, una compañía establecida en la Ciudad de México desde 2011.

Lo que distingue a Mamutt es la utilización de una logística diseñada para trabajar en proyectos de creatividad colectiva. Mamutt Creatividad es socio fundador de “All City Canvas”, el festival de arte urbano de la ciudad, y tiene alianzas creativas con diversos despachos artísticos como Manuel Cervantes, Rojkind y Balneario TV. Todos los proyectos se llevan a cabo con la misma premisa: “La marca tiene que trabajar por el arte y no al revés”, recalca GAG.

Además de manejar la iniciativa completamente solo, Gonzalo ha conseguido coexistir como empresa comercial y como empresa social. Los principios morales de esta compañía sostienen que todo lo que se hace en Mamutt a nivel comercial deberá replicarse con un impacto social. Asimismo, GAG cree en el arte como una herramienta de cambio social, por lo que funge como un puente entre artistas y proyectos sociales que conciban una propuesta que se alimente y crezca entre ambas partes.

Actualmente Mamutt se encuentra dirigiendo un proyecto con el Infonavit llamado “Pintemos México”, una idea que engloba talleres e intervención con arte urbano dentro de barrios donde se viva mucha violencia. Los talleristas pretenden incluir la esencia de pandilla, sin ser parte del crimen organizado, para cambiar la lógica de los valores.

Por otro lado, el proyecto funciona llevando artistas urbanos mundialmente reconocidos a pintar en barrios como lo es el pueblo de Santa Fe, en el Distrito Federal. Mi valedor visitó la intervención que hizo el artista mexicano Libre Hernández en colaboración con Senkoe, M Gato, Robbin, Dan y Dave, en la Unidad Habitacional Belén; la idea era retratar las cuatro estaciones en las fachadas de la unidad. Aunque los murales tienen una calidad y una técnica abrumadoras, el trabajo por parte de Mamutt también está en saber comunicarle a la gente que vive en estos espacios que el arte urbano no es vandalismo. Muchas personas todavía se muestran reticentes ante esta forma de arte, pero la propuesta es muy favorecedora pues además de dignificar al barrio, sube la plusvalía de los edificios intervenidos.

Proyectos como estos han nacido de la alianza que tienen ya desde hace tiempo Mamutt y Cauce Ciudadano, que manejan el mismo concepto para dar solución a cierto tipo de problemas sociales. Así, ambos crearon “Galería Urbana”, una estrategia aplicada en Tlatelolco para replantear un estilo de vida diferente para los jóvenes que empiezan a entrarle al robo y a las drogas. Se realizaron talleres con artistas urbanos que querían comunicarle a estos jóvenes cómo el arte puede ser una alternativa de vida. Las sesiones resultaron muy estimulantes para todos, ya que muchos de estos artistas vienen de un contexto parecido, logrando que la interacción entre los pintores y los niños fuera orgánica y real. “Resulta muy inspirador ver cómo un güey con el que se identifican, le ha estado chingando tanto que ahora no sólo vive de su arte, sino que es reconocido a nivel mundial y pasa sus días viajando, haciendo lo que más le gusta”, nos explicó GAG.

Es importante que existan empresas como Mamutt, que si bien se sostienen por su trabajo comercial, viven y son exitosas gracias a esta labor social que los define.