Texto: Héctor Castillo Berthier
Facebook Héctor Castillo Berthier
Facebook Circo Volador

ZONA SUBMETROPOLITANA

ÚLTIMO INFORME

Siempre pensé que Peña Nieto tenía un nivel muy bajo, muy pequeño, para ser presidente de México.

Lo mismo me parece su esposa, Angélica Rivera, La Gaviota.

La imagino todos los días levantándose muy tarde para leer el TVNotas, TVyNovelas, el Vogue y el Hola. Escuchando la radio con Mijares (a quien le hizo un gran homenaje en Bellas Artes), junto a Luis Miguel y Vicente Fernández, mientras piensa en el próximo viaje de compras a Miami o Europa, con sus hijas.

La aprobación final de Peña Nieto refleja con claridad esto: Es una pareja muy chiquita, que no entendió la función de ocupar la presidencia.

No me sorprende que haya liberado a Elba Esther Gordillo.

Tampoco me angustia que, desde la PGR, hayan dejado la puerta abierta para liberar de la delincuencia organizada a Javier Duarte.

Menos aún me preocupa que en el sistema judicial se haya abierto un hoyo enorme para proteger a Emilio Lozoya y que se oculten las investigaciones sobre Odebrecht.

Todo eso es normal.

Así funciona lo que aprendieron en su vida.

Son incontables los negocios que generó para él y sus socios que lo acompañaron desde el Estado de México (Edomex).

Son incontables las formas perversas de utilizar la administración pública para cumplir con la voraz ambición de su equipo de trabajo.

Hay una larga lista de hurtos; connivencias; sobornos; acuerdos cupulares; beneficios a sus amigos y aliados; y un enorme abuso en el ejercicio del poder.

Con la Casa Blanca, involucró a su esposa, lo cual al final resultó (según él mismo lo afirma) “un error”.

En Ayotzinapa, eligió crear una Verdad Histórica, que al final fue internacionalmente cuestionada.

Seis años con un presidente de muy bajo nivel. Con un presidente indeciso.

Con un presidente sin la categoría para pensar en el futuro del país.

Por eso, no sorprende la derrota del PRI en las elecciones.

Por eso, no sorprende la búsqueda democrática para romper con un sistema asfixiante, corrupto e impune.

Por eso, no sorprende verlo irse, dejando una nación endeble. Con una larguísima lista de pendientes. Con un país atado a la mediocridad.

Cuando Denise Maerker preguntó si su gestión podía compararse con lo que hizo en el Edomex, respondió: “Pensé que podía parecerse y que simplemente era de escala y de dimensión; y sí es muy diferente, se parece muy poco”.

¿Qué tan poco se parece? ¿Lo entendió?… NPI.

En su ignorancia, no comprendió todos los abusos y las arbitrariedades que realizó como gobernador del Edomex.

Pero los replicó en la presidencia de una forma magnificada.

En su último informe de gobierno tratará, nuevamente, de hablar de sus grandes logros, que deben valorarse en una historia que rechaza su presidencia.

Es cierto, se mantuvo un mejor perfil macroeconómico… pero se olvidó de la mitad de la población que son pobres.

Realizó un manejo perverso de las instituciones que ahora (se quiera o no se quiera), volverán a concentrarse en un nuevo tipo de centralismo que debemos vigilar con más cuidado.

El último informe de Peña Nieto, pasará tan oscuro como lo es ahora su presencia… No dirá nada.

No lo vamos a extrañar.

Nunca entendió el país en el que le tocó vivir.

Digámosle adiós a nuestro Telepresidente… y a su esposa.

“LIBRO BLANCO”

Comenta Roberto Zamarripa sobre el fin de sexenio: “No sabían a lo que llegaban pero sí lo que ambicionaban. Las cuentas de las Secretarías de Estado son implacables: casas entregadas a damnificados que tienen que derruirse por su mala calidad pero que ya se pagaron al constructor amigo; transferencias multimillonarias en la Estafa Maestra para beneficios personales y de grupo; diezmos y moches; socavones y hurtos. La perra brava de Toluca hasta a los del gabinete muerde” (Reforma, 27/VIII/2018).

Y, para no fallar, todas las dependencias federales están escribiendo su “Libro Blanco”… Quieren “dejar todo en orden”.

En ese libro (se supone) están todas las memorias documentales, con: “Las acciones y resultados obtenidos de programas, proyectos o asuntos relevantes y trascendentes de la Administración Pública Federal”, que se solicitan en el Diario Oficial de la Federación (DOF: 10/10/2011).

¿Habrá un libro blanco para explicar porqué la Secretaría de Gobernación abandonó el programa de Prevención a la Violencia?

¿Habrá un libro blanco que explique por qué la Secretaría de Comunicaciones y Transportes terminó financiando socavones?

¿Habrá un libro blanco para explicar porqué se decidió callar el asunto de los sobornos de Odebrecht para no perjudicar a Emilio Lozoya?

¿Habrá un libro blanco de la Casa Blanca?

Esos libros blancos se ven más oscuros que nunca.

Los Beatles, el 22 de noviembre de 1968 (¡no se olvida!), publicaron el noveno disco de la banda, conocido como Disco Blanco, con dos acetatos.

En uno de los discos aparecen canciones vitales como: “Blackbird”, “Ob-la-dí Ob-la-dá”, o “Cuando llora mi Guitarra”.

En el libro blanco de la administración pública, solo aparecerán canciones como: “Rata de dos patas”, “Cheque en blanco”, o “Tres veces te engañé”.

¿Me equivoco?

BOTAS EN TIENDA DE ELOTES

Sin ninguna duda, León es la capital del calzado.

Y en León los gobernantes panistas compraron 2 mil pares de botas a la Comercializadora Industrial Zacatecas (CIZ) entre 2014 y 2018, por 12.7 millones de pesos.

Todo dentro del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad 2018… que tendrá su libro blanco.

Pero en la dirección del CIZ está la empresa “Súper Elotes”, fundada hace 10 años.

Ofrece paquetes: “100 vasos de elotes por mil 500 pesos para eventos, incluye salsas, chiles, aderezos, desechables y cinco horas de servicio con un encargado de servir los elotes” (AM de LEÓN, 27/VIII/2018).

¡Vivan los libros blancos!… y la oscuridad.

LA CUEVA DEL DELFÍN

Y desde la oscuridad: más allá de su tratamiento facial… Y llegar en una camioneta Toyota Land Cruiser 2018 de 1.5 millones de pesos… El senador Napoleón Gómez Urrutia, fue vitoreado por 3 mil mineros acarreados… Algo huele muy mal.