Semanalmente los valedores y valedoras trabajan distintas áreas de su desarrollo personal mediante talleres creativos. Este es el resultado publicado en el volumen 9: Ciudad de Mágico

José Santillán
Abraham Priest A, P+K

Los valedores hicieron el ejercicio de recordar dónde se encontraban hace quince años y redactaron cartas para su “yo” del pasado.

Texto Camaxtli Ortíz

8/11/2001

Hola amigo Camaxtli:

Estoy en este presente que estoy viviendo más desahogado. Nuestro pasado fue armonioso, no al 100 % como yo hubiera querido. Ha habido cambios para madurar reflexionando lo que hicimos, pero sin arrepentimientos. Los cambios son buenos, aunque tengamos muchos tropiezos, pero con valor, fuerza y armonía. Vivirlo mejor.

Actualmente vivo en un albergue, convivo con otro tipo de gente de la cual he aprendido cosas maravillosas. Estoy aprendiendo a valorarme más a mí mismo por lo que soy. Me encuentro en un proyecto, que es la revista Mi Valedor, donde he conocido más a fondo a mis compañeros; su vida ha sido más difícil, han estado en situación de calle, con mayor sufrimiento y carencias, lo bueno es que se superan cada día. Y ellos me dan más vida, para disfrutar lo que tengo.

Me da mucho gusto pensar en todo lo que hemos vivido.

Hasta pronto querido amigo, hermano.

Camaxtli de este presente.


Texto Alfredo Villena

8/11/2001

Querido Alfredo:

Te saludo con un abrazo. Espero que te encuentres bien en donde quiera que estés. ¿Sabes que estos días he estado pensando mucho en ti? Porque eres muy especial y único.

Sé que ha habido días difíciles pero eres triunfador, no te rindas, sigue adelante. Yo sé que has caído pero levántate, anda y aprende de tus errores. Se sabio y prudente. Cuídate a ti mismo, aliméntate bien, haz ejercicio y se feliz.

Tengo una familia muy hermosa, que siempre me ha apoyado y siempre se preocupan por mí. Mi mamá Carmen es muy linda y siempre se preocupó por mí, por tener mi ropa limpia y por darme mi comida. Yo viví con mi mamá y la apoyé con lo que pude. Sé que ella ya no está pero siempre seguirá estando en mi corazón y tengo buenos recuerdos de ella.

Sé que no estoy solo y tengo amigos y amigas de Mi Valedor que siempre estarán conmigo y se preocupan por mñi. Alfredo espero verte pronto para darte un abrazo muy fuerte y animarte a seguir adelante. ¡Ánimo!

Te escribe tu valedor Alfredo, que te quiere mucho ¡hasta pronto, feliz día!