Casa lu, una organización privada que ofrece programas de residencia para artistas mexicanos y del resto del mundo, nos invita este sábado 3 de febrero de 16:00 a 3:00 hrs a la ignauración de “Rituales del caos” y algunos valedores estarán por ahí vendiendo revistas para que abran bien los ojos.

Exposición colectiva que se llevará a cabo en una casona en Chimalistac de los años 40, a punto de demoler. 22 artistas de distintas disciplinas fueron invitados para intervenir el espacio, haciendo una celebración de la impermanencia.

Curaduría: Regina Tattersfield, Guadalupe Quesada y Carla Viancini.
Producción: Carla Viancini, con colaboración de Alejandro Cortés.
Inauguración sábado 3 de febrero de 16:00 a 3:00 hrs.
Exposición del 3 al 10 de febrero de 11:00 a 18:00 hrs.
Calle del Carmen 60, colonia Chimalistac, CDMX.

Artistas invitados: Gustavo Abascal, Alejandro de Antuñano, Andrés Basurto, Alana Burns, Alejandro Cortés, Bruno Darío, Yanieb Fabre, Alain García, Aldo Islas, Cesar López, Yeni Mao, Fernanda Mat, Laura Ortiz Vega, Alejandra Quesada, Vicente Quesada, Guadalupe Quesada, Víctor Ramos, Moises Regla, Jessica Rodarte, Johan Varnier, Jean Sebatien Ruyer y Carla Viancini.

  • Alana Burns y la diseñadora de modas Alejandra Quesada realizarán una pieza de danza y performance llamada “Circulo vicioso”. Los ocho participantes vestirán con las prendas de la diseñadora y constantemente cambiarán de lugar, sus movimientos se volverán rutina, formando un ciclo, una llamada de paciencia, tiempo al tiempo, lugar por lugar, la raíz del descubrimiento hacia una sinfonía corporal, rotando hasta llegar al final dónde comenzarán nuevamente.

  • La instalación de Alejandro Cortés es una imagen paparazzi del  Partenón  de Zihuatanejo que se desliza por las paredes y pisos de una habitación, transformándose en una sombra que aparece en  penumbra, recordando los monumentos accidentales de episodios nacionales  de obscuridad.

  • Para Bruno Darío intervenir es una manera radical de habitar. El poeta reinterpreta el espacio al escribir sobre los muros de una de las habitaciones, cuestionandose ¿Cómo se vive el espacio a sí? Su obra es una invitación a convertir cualquier recámara en la recámara del espectador, mediante un desenfoque sensible de la arquitectura. El espectador es capaz de mover los muros, las piedras a su antojo. Rasgar los espejos. Esta es, en fon, la casa de sus sueños.
  • El video de Yanieb Fabre es una caligrafía corporal en un espacio incierto transformando lo neurótico en erótico. El Deseo como acción de movimientos desarticulados e hipnóticos, donde los gestos del cuerpo no tienen traducción.
  • Alain García nos presenta su video “Paradise Loop”. Un mundo más allá de la experiencia humana, es un universo habitado por “objetos” con identidades liquidas, transitorias, completamente libres. Post-forma, post-identidad.

  • En la instalación de Aldo Islas el chapopote escurre por las paredes y se acumula sobre el piso de donde fue la cocina de la casa. El artista aborda el tema del cambio que atraviesan las relaciones afectivas entre las madres y sus hijos a través del tiempo y las etapas de la vida. Eligió la cocina ya que para él representa el lugar en el cual las madres llevan una especie de control sobre la familia.
  • Cesar López nos plantea en su proyecto el cruce de las fronteras a partir de elementos visuales propios del diseño urbano y su traducción a diferentes elementos de la vida cotidiana. En septiembre del 2017 experimentamos un movimiento telúrico el cual nos dejó en una posición de suerte en donde algunos de nosotros perdimos el confort y algunos de nosotros no.
  • En el video “Whiskey Papa”, Yeni Mao utiliza la grabación de audio del control de tráfico aéreo de “El Al Flight 1862” combinandolo con la imagen de un modelo de barco en llamas. La colisión de historias de Mao sugiere la interconexión del progreso, la catástrofe y la utopía en las sociedades poscoloniales

  • Fernanda Mat y Johan Varnier colaboran en una obra que busca enfatizar la posibilidad de una “intencionalidad” detrás de los eventos que rompen con la cotidianidad de la vida diaria, en otras palabras, un hilo conductor simbólico. Proponiendo indagar más allá de la idea moderna de reducir la experiencia humana a un proceso de sucesos aleatorios sin posibilidad de sentido. Sin embargo, esta revelación solo es posible a través de la interrupción repentina y pronunciada de lo habitual. La pieza invita a una reflexión sobre la traducción personal que damos al momento de interpretar esta intencionalidad a sentido, es decir, de símbolos a lenguaje y de lenguaje a narrativa.
  • Alejandro de Antuñano, abogado de oficio, nos presenta una pieza que será una creación conjunta entre los participantes y el artista. El artista proporcionará el lienzo (contorno del mapa de la República Mexicana taladrado sobre la pared de la una vez casa de Rafael Moreno Valle, Ex General y Ex Gobernador del Estado de Puebla) para que los espectadores lo pinten libremente, proporcionándoles latas de aerosol de colores fosforescentes. La pieza se finalizará con la colaboración de print_master_plex. A través de su creación intenta generar una confrontación histórica entre la realidad personal de cada participante y la realidad política y social actual del País.
  • La obra de Vicente Quesada intenta compartir con el espectador el “efecto perspectiva”, que es un cambio cognitivo que viven los astronautas cuando observan la tierra desde el espacio. Al ver la tierra desde afuera les hace darse cuenta que todos ya estamos en el espacio, que la Tierra es una nave espacial esférica con su atmosfera no más gruesa que una hoja de papel. Los astronautas trascienden su sensación de separación, se dan cuenta que no están viendo algo separado a ellos, que ellos en un nivel muy profundo están interconectados con esa esfera azul. Empiezan a ver los conflictos entre personas sin importancia y les surge una urgencia de proteger este planeta que es el único lugar donde podemos vivir.

  • En la noche de la inauguración Guadalupe Quesada hará una ceremonia en la chimenea de la casa, explorando el tema de la materia y su eterna continuidad mediante el uso de dos elementos relacionados con la creación: el fuego y el barro.
  • Gustavo Abascal se interesa por la tragedia griega y la anagnórisis que se produce cuando el personaje descubre elementos sobre su identidad u origen, la verdad oculta sobre sí mismo que conlleva a un desenlace. El artista presenta en su obra este fenómeno narrativo recurriendo a la contemplación, formando un plano y un dibujo intencionado a partir de la arquitectura del lugar sin alterar su estructura, al contrario, evidenciándola.
  • En un juego de representación, el artista español Victor Ramos circulará en todos los espacios de la casa ejecutando acciones repetitivas creando desconcierto y/o sorpresa. Su referencia: “El ángel exterminador“ de Luis Buñuel para delinear los territorios que tenemos asignados y que no podemos transgredir.
  • La pieza de Moises Regla se titula Aethernum, un juego de palabras del latin aeternus y aether, abordando los conceptos de eternidad y de lo etéreo. Utilizando herramientas de video mapping Aethernum genera un diálogo entre la estructura de la casa y las proyecciones lumínicas sutiles. Transforma un edificio inanimado en algo vivo y etéreo, sabiendo que la casa pronto va a dejar de existir físicamente pero las partículas lumínicas de su construcción vivirán para siempre en la memoria colectiva de los espectadores.
  • Para Jessica Rodarte los objetos y los lugares se cargan de historia. Para su pieza “Poema para una casa abandonada” hará un ejercicio de intercambiar palabras para crear un cadáver exquisito. Esta pieza es una apropiación o una conspiración entre la casa, el público y la artista, a fin de encender un lugar que, a pesar de llevar tiempo inactivo y a poco de ser demolido, nos permite conectar con todo lo que contiene su ausencia.

  • La instalación del artista francés Jean Sebatien Ruyer propone una nueva lectura de la película intitulada “Man Made Monster”. Esa película de ciencia ficción del año 1941. A partir de los fragmentos de una copia en súper 8 de la película, se construye una nueva estructura narrativa, y un dialogo con el espacio arquitectónico. El ruido de los proyectores y las cintas en movimiento  habitan el cuarto. Las  proyecciones repetitivas evolucionan en una creación permanente, de un principio a un fin, auto-destructivo dado a la fragilidad de los soportes .  Este espectáculo mecánico audio visual de “bloques movimiento-duración” busca crear una escenografía efímera e invita al visitante a interactuar con la pieza.
  • La obra de Carla Viancini tiene una expresión fractal, sus partes son la misma forma o estructura que el todo. Experimentando el proceso de creación como alquimia que trasforma al propio artista. Cómo es arriba, es abajo; cómo es abajo, es arriba. Este principio de manifiesta en el plano físico, mental y espiritual.
  • Andrés Basurto colabora con Laura Ortiz Vega para intervenir el barandal de la escalera con estructuras de cartón que asemejan las raíces de un árbol. Los artistas comparten las sensaciones que sintieron al conocer la casa: Recuerdos, nostalgia, añoranza por la infancia y las personas queridas que ya no están, pero también, las raíces que nos convirtieron en las personas que somos hoy y las posibilidades que promete el futuro.