Texto: Niklas Erben

 

Yo soy Niklas, un voluntario de Alemania. Soy de Stuttgart, que es en el sur de Alemania, para ser exacto. Tengo dieciocho años. Voy a vivir en México D. F. por once meses y durante ese período trabajaré en la revista Mi Valedor. Soy parte de la Organización AFS.

¿Por qué México? Hay muchas razones. Primero, porque es un país muy diverso con una naturaleza, historia y cultura muy especiales. A mi me gusta saber de las culturas indígenas como los Aztecas o los Mayas, pero también la historia colonial. Las muchas influencias diferentes me fascinan mucho. Otra razón es que mis padres me han recomendado este país mucho. En este punto me gustaría decir: ¡Gracias mamá y papá! Aparte de eso hay naturaleza que es maravillosa. Hay bonitos bosques, con muchas diferentes plantas y animales. No tenemos muchos de esos en Alemania.

¿Por qué Mi Valedor? En Stuttgart tenemos una revista como Mi Valedor y ella se llama Trott-War. Trott-War es parte del INSP (International Network of Street Papers) como Mi Valedor. Me gusta esa revista mucho porque es local, con muchos artículos muy interesantes, y puedes apoyar a la gente de la calle mientras aprendes algo. ¡Esa revista es la razón por la que yo trabajo en Mi Valedor!

En Mi Valedor ayudo con los talleres, que hacemos con los vendedores dos veces a la semana. También vendo las revistas a los vendedores y ayudo con varios otros trabajos en la oficina.

En su sitio web voy a cargar textos y fotos de mis experiencias en Mi Valedor y en la ciudad en general. ¡Mis primeras impresiones de la ciudad son muy buenas! Es una ciudad muy grande, con muchísima más gente que Stuttgart. Por eso es normal que necesites más o menos una hora por la mayoría de las rutas. En las mañanas y las tardes los transportes públicos son muy empacados.

Hay partes que son muy modernas y ricas, pero partes pobres y arruinadas también. Toda la ciudad es muy colorida y bonita con muchos grafitis y edificios prosaicos. Hay mucha naturaleza también. El bosque de Chapultepec por ejemplo es mas grande que el “Central Park” en New York. En resumen, se puede decir que siempre hay algo para descubrir en la Ciudad de México.